Talento y Organización
Equipos de Alto Rendimiento

Cultivando el Éxito Colaborativo

Trabajar en una empresa es trabajar en equipo. Pero, ¿cómo se puede conseguir que el grupo sea homogéneo, complementario y que se oriente a la solución de problemas? Un equipo de alto rendimiento es aquel que consigue cumplir con los objetivos del negocio logrando altos niveles de cumplimiento de las metas, con una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes.

Lograr equipos cohesionados, integrados, motivados y productivos es una de las principales prioridades que las empresas tienen en este momento para conseguir el éxito.

Sin embargo, en muchas ocasiones los equipos no funcionan con el nivel de eficacia deseado: no tienen definidos ni conocen sus objetivos, no saben lo que se espera de ellos, existen conflictos y rivalidades entre sus miembros, tienen poca experiencia y no asumen su rol, no se cumplen los objetivos y su rendimiento y resultados son bajos.

Estas situaciones tienen como consecuencia una baja productividad en la organización, conflictos que derivan en malas relaciones interpersonales, desmotivación e insatisfacción de las personas.

Cualidades Clave de los Equipos de Alto Rendimiento

Propósito claro

Todos los miembros del grupo deben saber exactamente cuál es el objetivo a alcanzar. Así sabrán cómo pueden contribuir al logro y focalizar su energía y esfuerzo.

Comunicación abierta

Un intercambio ágil de la información permite asegurar que se tomarán la decisiones correctas y que cada persona sabrá qué debe hacer, cuándo, cómo y por qué.

Voluntad de aprender de los demás

Cada proyecto es único. Por eso, para alcanzar la excelencia, los integrantes de un grupo deben ser receptivos a las propuestas de otros y buscar nuevas formas de hacer las cosas.

Participación

Para que los profesionales implicados en una iniciativa se sientan parte de ella tienen que trabajar de forma activa. Además de realizar tareas específicas, también deben tomar parte en discusiones y en la toma de decisiones.

Solución de problemas

Es esencial que el grupo se centre en buscar soluciones no culpables. Esto genera un ambiente de confianza y motivación entre los compañeros.

Búsqueda de la excelencia

No sólo en aspectos técnicos, también en lo referente a las relaciones entre sus integrantes y con personas de otros departamentos, clientes y proveedores.

Celebración de los logros

Festejar los éxitos alcanzados tiene un efecto dinamizador en los equipos. Consigue que cada persona se sienta satisfecha y partícipe de un proyecto común.

Multidisciplinar

La colaboración con otras áreas de la empresa favorece el diseño de propuestas innovadoras que permiten diferenciarse de la competencia.

Romper moldes

El alto rendimiento y la máxima competencia sólo se alcanza con el compromiso individual y la confianza entre colegas.

Compromiso

No hay que tener miedo a cambiar los paradigmas. Si una tarea se ejecuta siempre de la misma manera y se quiere buscar formas más efectivas de llevarla a cabo, la capacidad innovadora y creativa de los empleados es la herramienta más potente.

Nuestros expertos

Siguiente sección

Efectividad Organizacional